web, blog o página de facebook

En internet se ve, se escucha y se lee de todo. Los absolutos son algo que parecen perseguirnos por cada rincón de las olas cibernéticas. Y si nos las tomamos muy en serio, intentamos surfearlas a todas y acabamos súper agotadas y con un ataque de estrés capaz de volvernos más fuertes que Hulk o dejarnos más tiradas que Tristeza.

 

Tenés que escribir un blog.

Tenés que abrirte una página de Facebook.

Tenés que tener tu propia web.

Tenés que estar en Pinterest.

Tenés que tener tu propio grupo.

¿Qué pasa si te dijera que, aunque seguro que cada una de todas las cosas que lees en Internet tiene sus pros y sus contras, vos no “TENÉS QUE” nada en absoluto? Seguro que encontrás negocios que sobreviven sin una web, o sin un blog o sin página de Facebook.

La verdad es que en alguna ola te vas a tener que montar. Si no, no existiría ningún negocio online. Pero no porque te lo diga otra persona u otro blog. Para saber exactamente qué tenés que hacer, tendrías que ver los objetivos que tenés para tu negocio, analizar cuáles son tus posibilidades actuales en cuanto a disponibilidad de recursos (tiempo, dinero, personas) y a lo que tus potenciales clientes también están acostumbrados y hasta disfrutan consumir y dõnde deciden pasar su tiempo.

Por eso es que herramientas tan importantes como el Empathy Map, el Business Model Canvas y un Plan de negocios acaban por serte tan útiles a la hora de planificar y crear tanto una estructura, con tus plataformas, tu forma de relacionarte con tu audiencia y de hacer negocios.

¿Sabés qué pasa? Sí. Es verdad, para que exista un negocio tiene que haber un producto, tiene que haber un cliente interesado y tiene que haber un intercambio de bienes (producto-dinero en la mayoría de los casos). Pero resulta que la vida no se trata de absolutos, como nos quieren vender por muchos lados. Resulta que en tu negocio estás vos, que sos una persona única, que tiene sus valores, que tiene sus objetivos, que está dispuesta a hacer ciertas cosas y otras no, que tiene determinada cantidad de tiempo, que tiene determinada cantidad de recursos. Y todo eso hace que vos y tu negocio tengan una personalidad única. Además, tus clientes no son robots, y seguro que también tienen sus propios intereses, valores y cosas que están dispuestos a hacer y no.

Espera, Nora. ¿Me estás diciendo que ellos también son únicos y que puede que tengan preferencias distintas a las del resto de los mortales?

¡Por supuesto! ¿No es esa una de las características por las cuales somos individuos? ¿Porque a distintas personas nos mueven y nos interesan distintas cosas? ¿Porque tenemos distintos valores y les damos un nivel de prioridad también distinto? Es lo bello de la vida. Y también suele ser la causa de la mayoría de los conflictos.

Así que, ¿cómo puede ser que solo exista una única forma para llevar tu negocio? ¿una única estrategia universal que sirva a todo el mundo? Es que no la hay. Tenés que arriesgarte, experimentar y analizar, quedarte con lo que te funciona y eliminar lo que no.

En cuanto a plataformas, en este video te cuento un poco las características de cada una y algunas opciones que tenés para utilizarlas.

Enlaces mencionados en el video:

3 formas de encontrar tu idea de negocio

Lo que necesitás para comenzar un negocio online

Así que ya sabés. Todo es parte de una estrategia particular que tendrás que desarrollar para tu propio negocio. Si querés saber qué herramientas en particular uso yo, acá te dejo el enlace para que te descargues el PDF con mis recomendaciones.

 

Ahora, contame en los comentarios. En cuanto a la estrategia de tu negocio y presencia online. ¿hay algo que no querés hacer por nada del mundo? ¿Hay algo que te encante a hacer? ¿Hay algo que te gustaría pero que todavía no estás haciendo? ¿Y por qué?

2 thoughts on “Web, blog o página de Facebook: tu presencia online

  1. Super buena la información, solo que yo todavia no se para que me podría servir un blog o una pagina web, por eso me he quedado con la fanpage

    Gracias Nora!!

    1. En tu caso, Kari, una web te serviría para brindar más información sobre tu marca y como tienda base. Tendrías ahí tus productos, y para los de servicios personalizados un servicio.

      Con respecto al blog, creo que en tu caso lo ideal sería un blog con imagenes. Uno que muestre tus productos en uso. Y quizás podrías agregar algún comentario de tus clientes en los artículos. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *