Nora M. Thomas

Sobre mí…

¡Hola! Soy Nora, Argentina viviendo en Brasil. Tengo 2 hijas y soy su principal cuidadora. Y, sí. Trabajo desde casa. De hecho, lo hago desde antes de ser mamá. Pero eso no significó que lo tuviera fácil.

Tuve que aprender a organizarme para que mi trabajo no ocupara todo mi día y mis peques tuvieran que quedar esperando, y también tuve que aprender a estructurar mis días y mi trabajo para poder ir avanzando y traer el dinero a casa.

Y eso es lo que vas a encontrar en este blog. Aquí te voy a contar cómo podés hacer para organizarte y dejar de sufrir por sentir que todo el mundo te demanda y que no avanzás nunca en nada. Ni en tu casa, ni en tu trabajo, ni en la relación con tus hijos.

Si te quedás por acá, vas a encontrar trucos para organizarte y trabajar en casa, logrando el equilibrio entre familia y trabajo, teniendo como base una crianza respetuosa.

Y si estás queriendo hacer el paso de trabajar fuera a trabajar dentro de casa o si estás en casa pero querés comenzar a generar tus propios ingresos y ser más independiente, este sitio es para vos.

Acá no vas a leer el típico consejo de “tener tus horarios marcados” y “tenés que tener un lugar definido para trabajar” porque sé que esa no es la realidad de la madre emprendedora, o que simplemente trabaja en casa. Menos cuando tenés niños pequeños.

Acá vas a encontrar estrategias probadas por mí, una mamá emprendedora en casa, y aprobada por dos peques de 4 y 2 años. ¡Y al final ellas son los jueces más importantes!

Así que si estás lista para comenzar a mejorar tu relación trabajo-familia, podés comenzar por aquí:

La base de la organización de la madre emprendedora.

Si estás pensando en emprender, estos artículos son para vos:

Mitos y creencias sobre emprender online.

Y tanto si estás trabajando fuera como si no trabajás en casa:

Trabajar en casa o en oficina: la diferencia

Como mencioné antes, soy madre de dos pequeñas muy dulces, muy hermosas, MUY ENERGÉTICAS. Y combino una crianza respetuosa (al menos aprendiendo y mejorando día a día) con dos trabajos. Sí, dos. Por un lado, soy traductora y por el otro, está este bello blog, mi hogar cibernético, que está recién comenzando. Pero no siempre fue fácil. Al principio, cuando mi hija mayor nació, solía hacerla esperar cada vez que tenía que sentarme a trabajar.

Hasta que un día me di cuenta que eso no podía ser así. Entonces comenzó este viaje de aprendizaje, pero si querés saber más, te dejo el enlace a este artículo en donde te cuento qué me llevó a mí a querer emprender desde casa, porque a pesar de ya hacerlo desde antes de ser mamá, seguir trabajando en casa, siguió siendo una elección.

Si te sentís identificada y estás buscando una solución al drama trabajo-familia, ¡suscribite a la newsletter!

Y si estás necesitando una ayudita para lograr ese equilibrio o hacer el gran salto al mundo emprendedor, podés mirar mi servicio de organización y planificación ¡y hasta reservar una sesión gratuita!