Cómo coseguir dinero para invertir y tener más tiempo.

Vamos a hablar de un asunto muy importante. Tener más tiempo para hacer las cosas que más importan.

¿Pensaste que íbamos a hablar de dinero?

Sí. Pero como herramienta para conseguir tres cosas:

  1. Hacer que tu negocio crezca.
  2. Que consigas liberar tiempo para ocuparte de tu especialidad.
  3. Que consigas liberar tiempo para que puedas ocuparte de cosas no relacionadas a tu negocio. Es decir, para que puedas invertirlo en tu libertad.

Porque, al fin y al cabo, tenemos 2 grandes recursos para hacer que nuestros negocios prosperen. Uno es el dinero y otro es el tiempo.

Pero cuando comenzamos, probablemente no tengamos mucho dinero para invertir y ocupemos mucho tiempo en hacer crecer nuestro negocio mediante técnicas gratuitas. Cosas como creación de contenidos, optimizació SEO y moverte por cuanta red social puedas. ¡Y eso está muy bien!

Pero estas estrategias pueden llevar tiempo en dar resultados. Así que si podés conseguir dinero para invertir en tu negocio y ahorrarte algunos meses de trabajo, seguramente podrás dedicar más tiempo a otras cosas, antes. ¡O hasta podrías tener más tiempo para relajarte, difrutar y reconectar! Cosas extremadamente importantes y a las que no deberíamos perderles el ojo mientras estamos emprendiendo.

Lo mejor que podés hacer es buscar alguna forma de conseguir dinero para ir invirtiendo en estrategias y herramientas que ayuden a tu negocio a ir creando productos, ganando clientes y cuidar de ellos. Como Facebook Ads, AdWords, un coach, un comunity manager, un programa de gestión de citas, etc.

Así que acá te dejo algunas formas para conseguir ese dinero que te va a ayudar a agilizar un poco más las cosas y así, tener tiempo para las cosas que más importan y necesitan de vos.

Vamos desde los más simples hasta los más complejos.

Mantené tu Day-Job

Muchas empezamos con un trabajo extra (o trabajo tradicional). Y aunque este trabajo nos pueda hacer gritar por dentro, nos proporciona un ingreso fijo que bien podemos utilizar. No te deshagas tan rápido de tu trabajo.

Los saltos no tienen que ser clavados cuando no podemos distinguir si la pileta está llena o vacía, o cuando no sabemos implementar un plan que nos asegure estar a salvo.

Además, tu trabajo tradicional te permite la posibilidad de comenzar a crear un presupuesto y a armarte un plan para poder ahorrar y guardar dinero e invertirlo en tu negocio.

Reducir gastos

Puede parecer algo muy obvio pero que no siempre nos es tan fácil de ver. Se trata de hacer una revision completamente honesta de lo que gastamos, lo que estamos dispuestos a renunciar y a lo que NO estamos dispuestos a renunciar.

Quizás sea renunciar a Netflix. O quizás, a Netflix no renunciamos ni por 10 dólares. Quizás, reducimos la cantidad de salidas o la cantidad de veces que pedimos comida, en vez de cocinar. O quizás podamos revisar los servicios con los que contamos y ver cómo podemos reducir el consumo.

También podemos hacer otro tipo de acciones como salir sin tarjetas de crédito o con efectivo contado y justo. Así nos aseguramos de no caer en tentaciones.

Las opciones para reducir gastos pueden ser muchas. Pero si tomás varias cosas, seguro que podrás juntar unos cuantos billetes.

Y recordemos que hay inversiones para nuestros negocios que realmente no son muy caras. Podés crear una campaña de Facebook breve por 10 dólares. O contratar un servicio como Tailwind (15 dólares) o BoradBooster (5 dólares) que te permitan automatizar y cuidar de tu estrategia de promoción en Pinterest.

Ferias americanas o ventas de garage

Esto es algo que solíamos hacer cuando vivíamos en Argentina. Y funciona muy bien cuando se planea cerca de alguna fecha del tipo comercial, como el día del padre o Navidad.

Se trata de que juntes todas aquellas cosas que ya no usas o que no te interesan, que estén en buen estado, y que las vendas.

Incluso podés asociarte con familiares y amigos para que sumen sus cosas y van 50/50 (o el porcentaje que arreglen) por las cosas que se vendan en tu feria americana.

Después, es cuestión de empapelar el barrio o pueblo, con algo anticipación, y prepararse con buena compañía y buenas ganas.

Con estas ferias se puede sacar una buena cantidad. ¡Y tendrías un beneficio doble!

Estarías liberando espacio de cosas que ya no necesitás, mientras conseguís dinero para invertir en tu negocio y liberarte más tiempo.

Pedir un préstamo

Esta opción siempre existe. Y si sos una persona aplicada y responsable, no deberías tener ningún problema.

Desde lo que yo sé en cuanto a pedir préstamos, podés hacerlo acudiendo a dos entidades distintas:

  1. Bancos
  2. Prestamistas “privados” (y ahora hasta los tenés online, como este ejemplo europeo).

Pero antes de solicitar cualquier préstamo, mi consejo personal es que, primero, armes un plan de qué vas a hacer con cada centavo del dinero que vayas a solicitar. Así te evitás “gastos sanguijuelas” que te chupen el dinero y lo desvíen a otros lados.


Mientas tanto, podés hacer otras cosas para intentar que sea tu mismo negocio el que te permita conseguir dinero para invertir en él. Y no nos olvidemos que el hecho de conseguir más dinero para invertir en tu negocio, es invertir en liberar más tiempo para tu propia vida.

Ofrecer tu producto o servicio a un precio especial

Sin la necesidad de que te rebajes e, incluso, quizás tengas personas puntuales a quienes te gustaría ofrecerles la oportunidad de trabajar contigo por un precio especial. Sobre todo, al principio. Cuando nuestros fans más bulliciosos son los grillos, podemos hacer este tipo de intercambios.

Lo bueno, es que estos te permiten comenzar a tener testimonios de forma más rápida y a darle un poco más de visibilidad al asunto.

Y esto, a su vez, te abre otra posibilidad. La de pedir que te recomienden, lo que me trae al siguiente punto.

Comenzar un programa de afiliados

Ofrecer a tus clientes (o anitguos clientes) participar de tu propio programa de afiliados en donde, por cada cliente referido, ellos ganen un descuento o un porcentaje de la venta.

De hecho, creo que esta estrategia, puede llegar a tener un efecto de Snow-ball o bola de nieve. En donde un cliente te trae otros y esos otros te recomiendan a clientes nuevos y así sucesivamente. Así que esta forma de conseguir dinero para invertir en tu negocio, se termina volviendo una forma más de marketing. El famoso “boca en boca”.

Y si ese no es el mejor tipo de marketing, entonces que alguien me explique cuál es, porque no lo conozco.

Eso es todo por hoy. Pero no paremos la conversación acá, contanos en los comentarios, ¿qué otras estrategias conocés o utilizaste para sacar algún dinerillo extra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *