Nora M. Thomas

6 ideas para hacer crecer tu negocio

6 ideas para hacer crecer tu negocio

Si preferís escuchar el artículo…

Hacer crecer un negocio es lo primero que nos preocupa. Y no es para menos. Si nuestro negocio no crece y no llega a ojos de quienes necesiten lo que ofrecemos, nunca se va a formalizar como tal. Sin ventas, no hay negocio. Y la verdad que, salvo que seas una de esas empresas multimillonarias y que tu marca sea tan conocida como McDs o Coca o Nike o [inserte marca favorita aquí], es una de las preocupaciones a lo largo de toda la vida de un negocio. ¡Pero qué digo! ¡Seguro que sigue siendo una de las principales preocupaciones de esas marcas también!

Así que hoy, te voy a traer algunas propuestas, unas probadas y otras solo vistas desde afuera, que creo que pueden servirte a la hora de hacer crecer tu negocio.

¡Ah! ¡Pará! Aclaremos primero qué entendemos por hacer crecer nuestro negocio. Me estoy refiriendo al alcance que tu negocio tiene. Sí. Son seguidores, fans y suscriptores. Pero teniendo en cuenta que solo sirven si tienen el potencial de volverse en clientes que pagan y, obviamente, que lo hagan. Porque convengamos que todos esos números pueden significar poca cosa si no conseguimos que nuestra audiencia pase de visitas, fans y suscriptores a clientes felices, con ganas de más y dispuestos a recomendarnos por puro amor.

Aunque queramos ver números lindos, agradables, grandes y en verde, si no tenemos un para qué, un objetivo, un plan en mente

via GIPHY

no vamos a ver resultados. Creanme. Lo sé. Todo tiene que ser parte de una estrategia. Desafortunadamente, hacer cosas sueltas y porque si, no sirve de mucho.

¿Te vas a unir al gato para dominar el mundo?

Qué bueno que preguntaste. No. No me refiero a una estrategia militar. Me refiero a una estrategia para tu negocio. Para que llegue a quienes tiene que llegar, para llamar su atención y para convertir de visitas, suscriptores, fans y seguidores en clientes. Pero antes de hablar de esto, pasemos a las ideas para hacer crecer tu negocio y después hablamos de la estrategia.

¿Y sabés qué? Tengo algo especial para vos en esta ocasión. Como este artículo se me hizo largo y no pude meter todas las ideas en él, te preparé un PDF con estas 6 más otras 5. ¡Así que en total tenés 11! Completá el formulario y descargar el PDF.

Ideas para hacer crecer tu negocio

Talleres (o workshops)

Por el simple placer de ayudar a otros. Para enseñarles a mejorar algo. Para mostrarles cómo X puede ayudarlos a Z. Sin discurso de venta final.

¿Por qué funciona? Porque te establece como experto o referente en X tema. Lo bueno, es que siendo mujeres ocupadas que trabajamos en casa, podemos hacerlos online. Lo Bueno, es que los peques pueden ganarse un paseo por el parque por algunas horas mientras mamá da su taller. Lo BUENO es que también podés plantearte el hacer uno offline.

Pero si tengo un negocio online, ¿por qué querría hacer un taller offline, con todo lo que eso implica? ¿Acaso no era parte de todo esto de trabajar desde casa el poder quedarse con los peques?

Sí, por supuesto que lo es. Pero no vas a dar un taller diario por los próximos 10 años. Así que un taller offline cada tanto te podés hacer. Además, así salís un poco del ambiente habitual, podés conocer de forma directa a tu público y seguro que cuando des un taller online, los peques tampoco van a estar cerca. Es una opción muy interesante.

Yo voy a estar dando uno online la próxima semana (20 de mayo) sobre planes de negocio y otras perlas. Me estoy enviciando con ese tema.

Webinars

Este es el hermano corajoso del workshop. Es el que va al grano. La venta. En este sí tenés pensado ofrecer un producto o servicio y está pensado para eso. Pero se trata básicamente de lo mismo. Un taller en el que planteas un problema, cómo sería vivir sin ese problema, lo fantástico que sería solucionarlo, qué hace falta para solucionarlo y lo grandiosa que es tu oferta para eso.

Redes sociales

Uff, qué tema difícil el de las redes sociales. Sobretodo si sos de los que normalmente las transita en silencio, como yo. Pero a un negocio, hay que hacerlo notar. Y como dije en el video de la semana pasada, cada vez pasamos más tiempo en las redes sociales, así que tenemos que volvernos sociales e ir a la redes.

Y tener mucho cuidado de no quedar atrapadas en ellas y perder horas y horas de trabajo al día.

Grupos de Facebook

Tengo que serte honesta. No creo que sea necesario que abras tu propio grupo. Creo que para algunos negocios, es beneficioso. Pero no para todos. Así que si alguien viene y te dice que necesitás abrirte un grupo en Facebook pero a vos no se te hace la mejor opción, o no tenés el tiempo, no lo hagas. Siempre podés aprovechar el millar de grupos, tanto de Facebook como en G+, y comenzar a interactuar y a ser un miembro feliz de las comunidades ya existentes. O si igual querés abrir un grupo, pero no tenés el tiempo para manejarlo sola, podés unirte a otros emprendedores con un mismo público y abrir uno entre todos. Así las tareas de administración se repartirían. Solo sé sociable, intentá aportar cuando sabés, da una palabra de aliento cuando así lo sientas, preguntá, mostrate humana y sé feliz. Pero no lo hagas por un “Tenés que”, porque como te dije en el artículo anterior, si no está dentro de tu estrategia, no “tenés que” nada.

Summits

La traducción sería cumbre de líderes o algo así, pero en inglés suena mejor. Por si no andás mucho por el mundo emprendedor del universo anglosajón y no tuviste la suerte de encontrarte con los pocos que he visto en el mundo hispanoparlante, te explico de qué se trata.

Un experto en algún tema invita a varios expertos en temas que puedan ser de interés de su público y les hace una entrevista, tocando algún punto que sea de interés para su audiencia. Al final del Summit se suelen dar 24 o 48 horas para terminar de ver los videos y después, para verlos, tendrías que comprarlos.

Por si no entendiste un queso lo que te acabo de decir, te cuento sobre el primer Summit al que asistí. Dentro de las teorías de crianza y pedagógicas, amo la pedagogía Montessori.

Hace algunos años, cuando estaba descubriéndola y viendo cómo aplicarla en casa, me encontré con una mujer francesa, llamada Jeanne-Marie Paynel (su blog está en inglés por si te interesa), y en el momento justo. Estaba por realizar un Summit con 30 expertos en crianza, pedagogía y desarrollo infantil para hablar sobre cómo los padres podemos acompañar a los peques en su crecimiento y desarrollo. Se llamaba “Sé el mejor padre que puedes ser” o algo por el estilo (perdón, no encontré el nombre). Para mí, fueron charlas increíbles. Había profesores, expertos en pedagogía Montessori, padres que hablaban de ciertos temas, pediatras, etc.

Cada día, había una nueva entrevista que podías ver sobre algún tema súper interesante. Al finalizar los 30 días del Summit, podías ver todas las entrevistas por 24 horas más. Para verlos después, tenías que pagar.

Es una estrategia súper interesante y de mucha exposición. Y si ya asististe a alguna de estas, te habrás dado cuenta porque cada uno de los ponentes promociona el evento y además, también te ofrecen un incentivo para formar parte de su propia comunidad. ¡Todos ganan!

Giveaways

Son sorteos. Sí. Pero tienen una particularidad de la que creo que no muchos se han percatado. A diferencia de un simple sorteo, la mayoría de los premios (o paquetes de premios) no son de la persona que promociona el giveaway. Uno quizás lo sea. Pero no necesariamente. He visto dos formas de hacer estos Giveaways.

  1. En donde marcas grandes te dan parte de su producto pago para que sortees (un año de suscripción a algún producto o algo así)
  2. Se juntan entre varios negocios y cada uno ofrece algo.

Ambas estrategias tienen lo suyo. Por un lado, si una marca grande te da su producto para que lo regales, estás dando cierta imagen de prestigio.

¡Oh! Si GetResponse le da un mes gratis de prueba más 30 USD de crédito para utilizar luego, debe ser porque valora lo que hace esta chica.

Es chiste. GetResponse no tiene ni idea de quién soy. Pero lo del mes de prueba gratis, más 30 USD de crédito al pasarte a un plan pago para las dos, es verdad. Se llama sistema de afiliados. 😉

Pero creo que en cuanto a hacer crecer y notar tu negocio, la segunda opción es más interesante.

Vamos a decir que entre 4 o 5 emprendedores con un público igual o similar se juntan y deciden cada uno poner algo de ellos para hacer un súper premio. Puede ser un paquete con todos los productos para uno o dos ganadores o tener un ganador por producto. Pero creo que la primera opción es la que más llama la atención. El asunto es que, después, cada uno de esos emprendedores va a estar promocionando el evento por todos sus medios a todas sus comunidades.

Y no se termina ahí. En este tipo de eventos, una de las consignas para poder participar suele ser compartir el sorteo en distintos medios sociales. Pero no compartir por compartir. Por cada vez que se comparte, se ganan más entradas al sorteo. Es decir, que los participantes tienen más posibilidades de ganar los premios. Así que imaginate, no solo tu comunidad lo comparte, sino la comunidad de los demás emprendedores y los contactos que sigan a cada persona que comparta. ¿Vos querías exponerte? En serio, no sé cómo nunca hice uno yo. ¡Pero todo tiene solución! 😉

Y ya voy a dejar este artículo por acá, para que no se haga más largo. Pero descargate la lista con estas estrategias más otras 5. ¡Seguro que si las ponía acá, más todo lo que ya tengo, este post se hace súper largo!

Como última conclusión, solo me gustaría decir lo siguiente. La idea es conectar con tus potenciales clientes. Y hacerlo de una forma que sea natural para vos y para ellos. Por eso es tan importante conocer a tu cliente a fondo y tener una estrategia bien planeada para el crecimiento de tu negocio.

¡Contame en los comentarios!

¿Cuál es la estrategia que más te gustaría intentar? ¿Cuál es la que menos? ¿Por qué?

Y si te pareció un artículo útil, simpático y copado, ¡compartilo!

¡Nos vemos!

 

 

 

 

Leave a Reply