Nora M. Thomas

5 preguntas para enfocarte cuando te faltan ganas y el mundo te distrae

preguntas-para-enfocarte

¿No te pasa que a veces estás frente a una tarea y que todo te distrae? ¿Que cualquier cosa parece valer la pena la distracción en ese momento? No importa si es otro video de gatitos, el artículo de Medium que estás guadrando hace décadas, o si te diste cuenta que toca la depilación. Eso será primero. Total, “van a ser solo 3 minutos” que fácilmente se pueden volver 2 horas. Y ahí quedó esa tarea tan importante que teníamos que hacer hoy sí o sí. Delegada para mañana. Y sí. Hay tareas que ya sea por miedo o aburrimiento, nuestro cuerpo entero se rehúsa a hacer.

Lo que pasa es que podés tener objetivos súper bien planteados, con fecha y todo. Podés tener un plan de acción archi-mega-detallado. Pero aún así, podés perder el tiempo y dejar de enfocarte en lo que tenías que hacer con una rapidez que el mismísimo Flash Gordon envidiaría.Hasta puede que aparezca otro “subproyecto”, en teoría relacionado con el proyecto original, pero que poca influencia va a tener en que vos llegues a tu objetivo.

No te preocupes que nos pasa a todos. “Humanidad” se le llama. La verdad es que es imposible evitar las distracciones en un 100%. Algunas veces, porque la tarea en cuestión nos provoca algún tipo de nerviosismo y otras porque no tomamos medidas de precaución  sacando los distractores típicos del medio. Pero sin importar la razón, hoy te traigo 4 preguntas que te pueden ayudar a encauzarte y a enfocarte en lo que tenés que hacer.

1 ¿Por qué tengo que hacer esta tarea?

Lejos de que parezca una pregunta obvia, necesitás tomar consciencia de cuál es la razón de ser de dicha tarea.

Muchas veces nos pasa que hacemos cosas de forma automática o porque leímos o escuchamos en algún lado que es lo que tenemos que hacer, o quizás sí, sea algo que tengamos que hacer, pero perdemos de vista la razón por la cual tengamos que hacerla. Y esto tanto en la vida personal como en la vida profesional.

Por ejemplo, quienes tenemos blogs o incluso vlogs como apoyo para nuestros negocios, sabemos que publicar es importante. Nos da posición en los buscadores y es la forma en que nuestros potenciales clientes nos pueden encontrar. Pero, ¿cuál es la función de tu blog/vlog en tu negocio? ¿Es solo la de llegar a la primera página de Google? ¿Busca captar leads? ¿Llevar a las personas a tu página de servicios? El propósito de tu blog/vlog, ¿es el de promocionar tus productos o servicios, o es el de dar a conocer la marca y conectar? Porque no es lo mismo un artículo donde se detalle las características o el cómo usar x producto, que un artículo que invite a tu lector a trabajar en sí mismo.

Tener el “porqué” presente y a pura conciencia te recuerda que todo está relacionado con algo, con tu objetivo. Y esto, a su vez, te ayuda a mantener una mayor capacidad para enfocarte. Así que te pregunto, ¿por qué tenés que hacer esa tarea?

2. ¿En qué me va a ayudar hacer esta tarea?

Ok, parece igual a la anterior. Pero no me refiero a lo mismo. Así que te voy a dar un ejemplo ajeno al mundo emprendedor. Supongamos que sos una persona con un alto nivel de estrés. Pero sabés que las endorfinas son enemigas del estrés, así como que hacer ejercicios genera endorfinas. Vos no sos una persona muy “atlética”, por no decir del club “amigos del sedentarismo”, pero te proponés, para bajar tus niveles de estrés, comenzar a caminar todos los días.

El primer día salís a caminar. Vas bien, sin problemas. Hasta sentís un shock de energía que te gusta. El segundo día, igual. Pero ya el tercero, te llamó un cliente con un encargo para dentro de dos días y la idea de salir a caminar, te parece pesada.

Entonces, ¿por qué tenés que salir a caminar? Para generar endorfinas y bajar el nivel de estrés. ¿En qué me va a ayudar? Me va a ayudar a tener más energía, a mejorar mi salud, a tener mejores relaciones con mi entorno y ofrecer una mejor atención a mis clientes.

¿Ves? Es como un propósito+beneficios. Es mucho más probable que accionemos y nos enfoquemos en la tarea en cuestión cuando podemos ver el panorama completo.

3. ¿Cuánto tiempo me va a llevar hacer esta tarea?

A algunas personas, pensar en “tiempo” puede darles cierta ansiedad. Pero el objetivo es todo lo contrario. Es que le pongas un sentido de inicio y fin a la tarea para que pienses “Ok, termino esto y a otra cosa mariposa.”. El tema es que si no le decimos a nuestro cerebro, “Tengo que hacer X en tanto tiempo y para tal fecha” puede que se ponga cómoda y diga, “¡Beh! Que si no tiene fecha ni tiempo estimado, entonces me lo puedo tomar con calma”. ¡Y eso no puede pasar!

Al ponerle a tu tarea un marco de tiempo, le estás dando a tu cerebro una especie de presión en positivo. A menos que el marco de tiempo sea para ayer a la tarde, en 5 minutos.

4. ¿Cuáles son las consecuencias de no hacer esto o de no hacerlo ahora?

Así como pensamos en cosas más bonitas y prácticas, también podemos pensar en qué va a pasar si no lo hacemos. Es un “poner las cosas en una balanza”. Si no salgo a correr, mis niveles de estrés van a estar, como mínimo, iguales. Lo cual puede afectar tu salud, tu estado de ánimo y tu rendimiento.

Todo depende de qué te motive a tomar acción. Para algunas personas es pensar en las consecuencias en positivo (mejorar en tu salud, más alcance para tu negocio, etc.), para otras, pensar en las consecuencias negativas (tener menos paciencia, que el negocio vaya más lento, etc.).

5. ¿Qué recompensa voy a tener?

¡Qué mejor que una buena recompensa para enfocarte y motivarte a la acción! A veces, y sobre todo al principio, nos enfrascamos tanto dentro del modo emprendedor, que posponemos muchas cosas de la vida cotidiana y que, incluso, pueden terminar afectando nuestra salud. ¿Qué tal si cambiamos eso y nos ponemos una buena recompensa por terminar el objetivo de la semana (con lo que tendrías que terminar esa tarea en cuestión)?

Puede ser una salida con tu pareja, ir a ver alguna banda, ir al cine, comprarte algo especial ¡o hasta darte el permiso de dormir hasta tarde! No importa tanto el qué. Solo importa que sea algo que realmente tengas muchas, pero muchas ganas de hacer.

Ahora contame vos, ¿qué hacés para mantenerte enfocada?

Y si conocés a alguien que pueda servirle este artículo, no dudes en compartirlo.

 

 

Leave a Reply