Para asegurarte de llegar lejos, sin importar las circunstanciasLlevar un negocio es una tarea realmente demandante en todos los sentidos. Y, por alguna razón, hacerlo desde casa, junto con las demandas de ser madre y personas a tiempo completo, hace que todo sea mucho más intenso.

Las presiones que nos ponemos son muchas y no es para menos. Por eso te traigo este artículo con 5 actitudes necesarias para llevar tu negocio desde casa, sin morir en el intento.

Pero creo que lo primero que todas deberíamos darnos cuenta desde un principio, sea desde casa o no, es que comenzar un negocio implica un proceso de aprendizaje. Y como tal, no existe tal cosa como el éxito inmediato ni que las cosas salgan a la primera si no tenés experiencia previa. Así que tenerse paciencia es algo fundamental.

Entender que detrás de todo esto, no solo hay libertad financiera y de tiempo, sino oportunidades de mucho crecimiento. Este tipo de experiencias te obligan a enfrentarte a tus miedos, bloqueos personales e inseguridades. Pero una vez que lo superás, te transformás y adquirís la capacidad para llevar tu negocio (y tu vida) cada vez mejor.

Pero sin más retraso, vamos a las 5 actitudes para llevar tu negocio desde casa.

Estar dispuesta a arriesgarte a lo desconocido

Podés imaginarte lo que quieras, pero de ahí a que las cosas sean como te imaginás, es otro cantar. Y una vez que te des cuenta de esto, vas a tener que empezar a tomar decisiones, a probar cosas nuevas y a tomar riesgos.

Desde atreverte a aparecer frente a la cámara a armar publicidades en distintos medios. Todo va a tener un riesgo y el miedo es mayor cuando se trata de algo nuevo. Pero las recetas mágicas no existen y en algún punto vas a tener que usar tu creatividad para hacer que tu negocio crezca.

Estar decidida a lograrlo

Ojo, esto no significa que nunca tengas momentos en que tengas ganas de tirar todo al tacho. Pero tener ganas y hacerlo son dos cosas distintas.

Hay momentos difíciles, seguro. Pero estar dispuesta a sueperarlo y a seguir adelante es lo que va a marcar la diferencia.

Algo así como Will Smith en la película En busca de la felicidad. Que, si no lo has visto, te la recomiendo. 😉

Ser creativa

Definitivamente esta es una cualidad que no puede faltar y hay que seguir desarrollando, sobretodo con un negocio. Después de investigar todas las técnicas y tácticas habidas y por haber para llevar un negocio (fase por la que todas pasamos), toca poner un poco de cada una y demostrarlo de forma tal que rinda para tu negocio y te acerque a tu cliente ideal.

No dejarte derrumbar cuando las cosas no salgan como pensabas

Va a haber un momento en que las cosas no salgan como las planeaste. Pero si dejás que eso te afecte, no vas a poder avanzar demasiado.

Aprovechá cada vez que esto ocurre para practicar tu parte analítica y revisá qué fue lo que no dio cierto y qué podrías hacer distinto la próxima vez para tener un mejor resultado.

A eso se le llama aprovechar las oportunidades.

Y ya que estamos en aprovechar las oportunidades

Ser flexible y saber adaptarte

Tenés que ser capaz de detectar cuando algo no está funcionando y poder cambiar el rumbo sin miedo.

Crear planes y estrategias es algo que realmente me gusta mucho hacer, pero también es cierto que no hay que atarse a nada. Un buen plan o estrategia es una guía, pero es lo suficientemente flexible como para permitir el cambio cuando sea necesario.

¿Y vos qué actitudes crees que son necesarias para llevar un negocio desde casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *